Clickmica

100 Preguntas, 100 Respuestas Volver

Los elementos rechazados

Curiosidades de la tabla

Glucinio, azote, hahnio, kruchatovio… son algunos de los elementos que no aparecen en la tabla periódica del siglo XXI. Sin embargo, son los nombres adjudicados a algunos elementos que fueron rechazados por distintas razones.

Elemento 4: Glucinio (Berilio)

El químico francés Louis Nicolas Vauquelin detectó en 1798, en las esmeraldas y en el mineral berilo un nuevo elemento, al que denominó  glucinio (Gl),  dado el sabor dulce de sus sales. Su elección fue criticada ya que el término asignado era muy similar al de la glicina. En 1828 Friedrich Wöhler y Antoine Bussy de forma independiente, aislaron las primeras muestras puras de este elemento que empezó a conocerse con el nombre de berilio. No será hasta 1949 cuando la IUPAC dictaminará que éste sea oficialmente denominado BERILIO

Elemento 7: Azote (Nitrogeno)

Antoine Lavoisier  descubrió el elemento 7 en 1776, y propuso denominarlo azote (del griego azoe que significa sin vida). Sin embargo, acabará conociéndose como NITRÓGENO que deriva de nitron (nitrato de potasio) y gen (generador).

Element 21: Gadenium (Escandio)

En 1886, Alexander Pringle, un rico terrateniente escocés, afirmó haber descubierto cuatro nuevos elementos químicos: el  polimnestum (Pm) de masa atómica 74 cuyos compuestos al combinarse con los de otros elementos,  hacían difícil su obtención, el erebodium (Eb), negro como el carbón, cuyo nombre derivaba de Érebos,  el dios de la oscuridad, el  gadenium cuya masa atómica fue determinada con bastante exactitud (43,547) y el hesperisium, de color rojo y brillo metálico,  llamado así en honor a las Hespérides, las hijas de la noche. Desafortunadamente para Pringle, los datos que aportó no eran concluyentes y contenían inexactitudes por lo que podemos afirmar que no descubrió ningún elemento nuevo, aunque es probable que el gadenium fuera el ya descubierto ESCANDIO pero contaminado con hierro.

Elemento 22: Menaquita (Titanio)

William Gregor descubrió el  titanio en 1789, y lo denominó menaquita al obtenerlo a partir del mineral menacanita. Cinco años más tarde, Martin Henrich Klaproth descubrió un elemento al que denominó titanio,  sin darse cuenta de que era idéntico al identificado por Gregor. El nombre de TITANIO ha permanecido a pesar de que Gregor fuese el primero en descubrirlo.

Titanio

Elemento 32: Neptunio (Germanio)

Sí, ya sabemos que existe un elemento denominado plutonio, pero su número atómico es 93, no 32 . El químico alemán Clemens A. Winkler en 1886, aisló el elemento 32 y quiso llamarlo neptunio como el planeta descubierto en 1846 por Johan Gottfried, pero tras conocer que ese nombre había sido asignado a otro elemento, que al final resultó ser un error, acabaría denominandolo GERMANIO para no crear confusión.  

Element 87: Catium (Francio)

Las propuestas para el elemento 87 fueron numerosas: alkalinium, russium, virginium, moldavium, y  catium, la sugerida por su descubridora, Marguerite Perey. Sin embargo, este nombre fue rechazado por su supervisora, Irène Joliot-Curie, que adujo que los químicos ingleses lo asociarían con gatos (cats) y no con cationes. Finalmente Perrey optó por  denominarlo FRANCIO.  

Elemento 91: Brevium (Protactinium)

El protoactinio fue identificado por primera vez cuando Kasimir Fajans y Oswald Helmuth Göhring descubrieron en 1913, el isótopo 234, con una vida media de 1,17 minutos,  por lo que lo  denominaron brevium. El nombre se cambió por PROTOACTINIO  cuando en 1917, Lise Meitner y Otto Hahn descubrieron un isótopo más estable, el protoactinio 231.

Elemento 96: Bastardium (Curio)

Bastardium fue uno de los nombres  propuestos por  Glenn Seaborg para el elemento 96, aludiendo supuestamente a la leyenda mitológica del rapto de Perséfone por Plutón, y así manteniendo la serie  de nombres de los elementos precdentes. No fue una sorpresa que  la sugerencia no fuera seleccionada como nombre oficial y se le adjudicara el nombre de CURIO por los Curie

Element 104: Kurchatovio (Rutherforio)

El elemento 104 fue reclamado por los científicos rusos y americanos. La propuesta rusa fue kurchatovio en honor a Igor Vasilievich Kurchátov el jefe de investigación nuclear. Sin embargo, la prioridad del descubrimiento se adjudicó a los americanos que lo denominaron RUTHERFORIO.

  Lise Meitner

Element 109: Hahnium (Meitnerio)

Hahnio fue el nombre sugerido por los rusos para el elemento 109, en honor a Otto Hahn. Sin embargo, acabó denominándose MEITNERIO por Lise Meitner como compensación al no haber sido nominada junto a Hahn para el premio Nobel por el descubrimiento de la fisión en el que también había participado

 

Referencia: The lost elements: The peropdic table’s  shadow side.  Marco Fontani,  Mariagrazia Costa and Mary Virginia Orna. Oxford University Press 2014

Contenido relacionado

elementos ¿Cómo se pone el nombre a los elementos?

Una vez contrastada la existencia de un nuevo elemento por la Unión Internacional de Química pura y aplicada […]


tabla periódica ¿Cuántos elementos químicos hay?

La Unión internacional de Química pura y aplicada (IUPAC) admitió oficialmente a comienzos de 2016  la existencia de 118 […]


Tabla periódica./ Fotolia Cuatro nuevos elementos completan la séptima fila de la tabla periódica La Unión Internacional de Química Pura y Aplicada ha confirmado el hallazgo y la inclusión de cuatro elementos nuevos a la tabla periódica. Los elementos 113, 114, 117 y 118 son sintéticos, altamente radiactivos y con una vida de segundos o milisegundos.

Marguerite Perey Marguerite Perey (Paris 1909- Louvenciennes 1975), química francesa descubridora del francio y primera mujer elegida académica en la Académie des Sciences

Ellas en la tabla periódica Ellas en la tabla periódica. La primera versión de la tabla aparece publicada en 1869, fecha en la que las mujeres empiezan a ser visibles en las universidades y los laboratorios, siendo partícipes de algunos descubrimientos claves en la evolución y desarrollo de la tabla periódica

El nitrógeno

En 1772, Daniel Rutherford descubrió el nitrógeno. El nitrógeno fue reconocido como gas elemental en 1776 por Lavoisier. […]


El berilio en la ciencia ficción En 1869 el químico Dimitri Mendeléiev presentó su sistema de ordenación de los elementos. Ahora se ha convertido en un icono de la ciencia y la cultura. La ciencia ficción no ha permanecido insensible al potencial de la tabla periódica.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar