Clickmica

El elemento de la semana Volver

Xenón

Tubo de descarga de xenón
Alchemist-hp (talk) (www.pse-mendelejew.de) / FAL

El xenón es un gas noble de número atómico 54 y símbolo Xe

William Ramsay y Morris Travers descubrieron el xenon en 1898. Estos científicos británicos ya habían aislado el neón, argón y el kripton a partir del aire líquido.
Al realizar la destilación fraccionada de una cantidad suficiente de este último, lograron aislar un gas más pesado que en un tubo de vacío emitió un resplandor azul. Obtuvieron así un nuevo gas noble al que denominaron xenón

Propiedades y aplicaciones

El xenon es un gas incoloro e inodoro.

Se consideraba totalmente inerte hasta que Neil Barnett en 1962 produjo un compuesto de este elemento con platino y fluor.

La mayoría de sus aplicaciones son como elemento libre y relacionadas con la emisión de luz: lámparas de destello para fotografía y el cine, lamparas bactericidas, estroboscópicas.
Los faros de automóviles de xenón ofrecen una gran claridad, más potencia que las luces tradicionales y una mayor durabilidad, además de que permiten cubrir con facilidad toda la carretera.

Al ser pesado y químicamente inerte, se utiliza en propulsores de iones electrostáticos para mover satélites en el espacio. La sonda espacial Deep Space I funciona con un motor de xenon.

Xenón-129, un isótopo estable que constituye aproximadamente una cuarta parte del xenón natural, resulta ideal para su uso en imágenes de resonancia magnética de los pulmones. No solo se puede detectar el xenón-129 al respirar, sino que también disuelto en sangre, lo que permite estudiar en tiempo real las funciones del pulmón.

En altas concentraciones es fisiológicamente activo y puede actuar como anestésico, aunque su elevado precio limita su uso.

En abril de 2010, este gas se utilizó por primera vez en la reanimación de un bebé. El xenón reduce la liberación de neurotransmisores y evita el daño cerebral al bebé.
En la actualidad se están realizando estudios sobre su empleo en la disminución del daño cerebral en los traumatismos.

Contenido relacionado

Los gases nobles

En 1904, Rayleigh y Ramsay recibieron el premio Nobel de Física y Química, respectivamente, por el descubrimiento de […]


Helio El helio, el segundo elemento más abundante en el Universo tras el hidrógeno, toma su nombre del Sol. Pierre Janssen, en 1868, detectó una línea brillante amarilla en el espectro de la cromosfera solar. Ese mismo año, Norman Lockyer y Edward Frankland identificaron la misma línea en el nublado cielo de Londres y postularon la existencia de un nuevo elemento, el helio, que solo existiría en el sol.

Neon El neón, cuyo nombre provine del griego neos, es un elemento gaseoso que pertenece a la familia de los gases nobles.