Clickmica

El elemento de la semana Volver

Talio

Espectro visible del talio
McZusatz / CC0

Este elemento es el favorito de los envenenadores en la literatura de ficción.

El talio es un elemento bastante abundante en la corteza terrestre, que se encuentra en varios minerales que contienen selenio. De hecho su proporción en la corteza es diez veces superior a la de la plata.

Descubrimiento

En 1861, el químico británico William Crookes detectó una línea verde brillante en el espectro de una mineral de selenio que asignó a un nuevo elemento.  El  talio, de número atómico 81 y símbolo Tl, recibe su nombre termino griego  thallos, – brote verde o rama. 

Un año más tarde, logró aislar pequeñas cantidades del elemento. Sin embargo sería el químico francés Claude-Auguste Lamy, quien primero se llevaría el reconocimiento al llegar a obtener mayor cantidad. Él presentó un lingote en la Exposición Internacional de Londres.  La disputa sobre la prioridad no se hizo esperar y el comité de la exposición se vio obligado a otorgarle otra medalla.

Obtención

La materia prima en la que trabajaban Crookes y Lamy provenía de los productos de desecho depositados durante la fabricación de ácido sulfúrico.

La producción comercial de talio en la actualidad no es diferente, ya que el metal se recupera principalmente como un subproducto de la fundición de sulfuros de hierro, zinc o plomo para producir dióxido de azufre. El talio resultante contiene los dos isótopos estables naturales, con alrededor del 30% de la masa atómica 203 y el 70% restante compuesto por la masa atómica 205.

Aplicaciones

Debido a sus propiedades tóxicas, el talio se ha utilizado como raticida, aunque hay formas más seguras de matar ratas y el uso de este químico en el medio ambiente ahora está prohibido en muchos países.

Hoy en día, este elemento es de gran utilidad en la industria electrónica. La conductividad del sulfuro de talio se altera con la exposición a la luz infrarroja, lo que lo convierte en un compuesto importante en las células fotoeléctricas.  Los cristales de bromuro de talio y yoduro también se han utilizado en detectores infrarrojos. 

La adición de metales como el talio al vidrio también puede reducir su punto de fusión a tan solo 150 grados centígrados. El talio también se está probando en superconductores cerámicos de alta temperatura.

Además de los dos isótopos (átomos del mismo elemento que difieren en el número de neutrones en su núcleo) estables, presenta otros radioactivos de vida más corta. El talio-201, es útil en medicina nuclear. Permite obtener imágenes del flujo sanguíneo al músculo cardíaco en pacientes con sospecha de enfermedad coronaria. Con una vida media de solo 72.5 horas, el talio 201 desaparece del cuerpo mucho antes de que pueda causar el daño letal del isotopo más estable.

Contenido relacionado

elementos ¿Cómo se pone el nombre a los elementos?

Una vez contrastada la existencia de un nuevo elemento por la Unión Internacional de Química pura y aplicada […]


La obtención de información biológica y química relevante es crucial para el conocimiento científico y la toma de decisiones en áreas como la química-biología, desarrollo de fármacos, toxicología y farmacogenética. / Fotolia Un buscador da información sobre toxicidad de compuestos químicos

Científicos del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) han desarrollado una herramienta de búqueda on line, llamada LimTox […]


Polonio El polonio, descubierto en 1898, por Pierre y Marie Curie a partir de minerales de uranio, es un elemento altamente radioactivo