Clickmica

El elemento de la semana Volver

Cesio

Reloj de cesio
(c) 2005 Zubro [CC BY-SA]

El cesio es un metal blando, ligero y de bajo punto de fusión

El cesio, de número atómico 55, es un metal que sorprende. Por un lado, es uno de los tres metales (junto con el oro y el cobre) que son dorados y no plateados. Este color, sin embargo, desaparece al purificarlo ya que se debe a trazas de oxígeno. Por otra parte tiene un punto de fusión muy bajo, 28.4ºC grados por lo que fundiría en la mano si no fuera porque al ser extremadamente reactivo estalla en presencia de aire. Normalmente el cesio se guarda en recipientes con una atmósfera inerte de argón.

Descubrimiento

El cesio fue descubierto en 1860 por Robert Bunsen y Gustav Kirchhoff, los inventores del espectroscopio. Este aparato permitió a los químicos del siglo XIX detectar elementos que se encontraban en cantidades demasiado pequeñas para ser analizados con procedimientos químicos tradicionales. Se basa en el estudio de los espectros de emisión que emiten ciertos elementos al ser calentados.
Cuando los átomos se excitan energéticamente, por ejemplo, cuando un compuesto se introduce en una llama, los electrones pueden ser promovidos temporalmente a niveles de energía más altos. Al regresar a sus estados de menor energía, ésta se libera en forma de luz. El espectroscopio divide la luz con un prisma y revela un espectro que consiste en una serie de líneas de colores nítidos. Cada elemento tiene su propio espectro, como si se tratase de un código de barras.
Al examinar el espectro del residuo de una muestra de agua mineral de spa, Bunsen y Kirchhoff encontraron una serie de líneas que no correspondían con ningún elemento conocido. Llamaron al nuevo elemento cesio debido a sus características líneas azules.
Estos saltos de los electrones del cesio de un nivel a otro, juegan un papel muy importante. En 1967 se establece en la conferencia de pesos y medidas en París la definición de segundo a partir de la transición de los electrones del isótopo 133 Los relojes atómicos de cesio tienen una precisión de un segundo en más de un millón de años y se utilizan cuando la sincronización de precisión es crucial, por ejemplo, para rastrear el transbordador espacial.

Aplicaciones

Entre los usos más comunes, además del tratamiento por irradiación de tumores, el cesio metálico es muy utilizado para las celdas fotoeléctricas y en detectores infrarrojos por su fácil ionización ante la luz, en las baterías alcalinas para bajas temperaturas, en los bulbos de radio, aparatos ópticos y espectrográficos, en sistemas de propulsión, contadores de centelleo, en relojes atómicos y como catalizador de algunas reacciones químicas.
Las sales de cesio se han utilizado en medicina como agentes antishock después de la administración de drogas de arsénico.

Contenido relacionado

elementos ¿Cómo se pone el nombre a los elementos?

Una vez contrastada la existencia de un nuevo elemento por la Unión Internacional de Química pura y aplicada […]


Galio El galio fue descubierto en 1875 por Paul-Émile Lecoq en París, si bien su existencia había sido predicha por Mendeleev seis años antes.

Etapas clave en el descubrimiento de los elementos químicos La última incorporación a la tabla periódica fue el  oganesón en  2015, pero el proceso de construcción de la lista de todos los elementos empezó mucho antes de nuestra era.