Clickmica

Unidades didácticas Volver

Batería de mano

Este experimento consta de dos placas de metales diferentes. Una es de aluminio, la otra es de cobre y ambas están conectadas a un microamperímetro. 

Al tocar las placas, una mano capta electrones del cobre mientras la otra los cede al aluminio. El sudor de las manos se comporta como el ácido de una batería. Con las manos muy secas es casi imposible crear esta corriente. Como las placas están conectadas por hilos conductores, fluye una corriente entre ellas que es detectada por el polímetro. 

¿Por qué han de ser metales diferentes? Porque cada metal ofrece una resistencia distinta a la cesión de electrones. Si las placas fuesen del mismo metal, no se crearía entre ellas la diferencia de potencial necesaria para provocar la corriente.

Ver unidad didáctica

Contenido relacionado

Batería de mano Batería eléctrica con limones

Cómo crear una batería eléctrica con limones. Vídeo ilustrativo que explica cómo es posible alimentar una bombilla a […]


La primera batería química

El físico italiano Alessandro Volta fue el responsable del descubrimiento de la batería química. Descubrió en el año […]


¿Por qué las sales conducen la corriente? Porque son electrolitos, sustancias que al disolverse en agua permiten el paso de la corriente eléctrica.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar