Clickmica

El elemento de la semana Volver

Cadmio

Es un metal pesado de color blanco azulado, raro en la corteza terrestre y cuya toxicidad es similar a la del mercurio.

A principios de 1800 el óxido de cinc se obtenía a partir del calentamiento del carbonato de cinccadmia en latín. En algunas ocasiones, en vez del compuesto blanco se obtenía una sustancia amarilla. El profesor Friedrich Stromeyer dedujo que esto se debía a la presencia de un elemento desconocido, que aisló en 1817 y al que denominó cadmio. Su número atómico es 48 y su símbolo es Cd.

Se trata de un metal tóxico bioacumulable. El primer caso documentado de intoxicación masiva por cadmio de la historia se dio en la cuenca del río Jinzu, en Japón, en 1912. Este hecho dio lugar a la enfermedad itai-itai, cuyo significado es literalmente “¡ay, ay!”, inspirado en los gritos de dolor que emitían los afectados. El cadmio vertido por las compañías mineras se acumuló en el agua y el lecho del río. El metal absorbido por el arroz fue ingerido por los locales causando el debilitamiento de los huesos y problemas renales.

El cadmio no se encuentra en estado libre en la naturaleza, y la greenockita (sulfuro de cadmio), único mineral de cadmio, no es una fuente comercial del metal. Casi todo el que se produce es obtenido como subproducto de la fundición y refinamiento de los minerales de zinc, metal con el que se presenta asociado.

Una de sus aplicaciones, concretamente del sulfuro de cadmio, era su uso como pigmento, conocido como “el amarillo de cadmio”.  Se añadía a pinturas, gomas, plásticos, esmaltes, aunque ahora está en desuso por cuestiones medioambientales y de salud. Además, este elemento se ha utilizado para galvanizar el acero y protegerlo de la corrosión en ambientes marinos, ya que el agua del mar reacciona con el cadmio para producir cloruro de cadmio, que forma una capa insoluble. 

Por otra parte, se he empleado en la fabricación de baterías, ya que las elaboradas con cadmio-níquel son ligeras y permiten numerosas recargas, y el cadmio de las mismas puede reciclarse. Otra de las ventajas del elemento es que tiene la capacidad de absorber neutrones, de ahí que se utilice en las barras de control de los reactores nucleares para evitar la reacción en cadena. Destaca también su uso en paneles solares, ya que los creados con teluro de cadmio son más eficaces que los basados en el silicio.

Contenido relacionado

Mercurio El mercurio es un metal blanco plateado, líquido a temperatura ambiente y cuya densidad es 13 veces superior a la del agua.

La primera batería química

El físico italiano Alessandro Volta fue el responsable del descubrimiento de la batería química. Descubrió en el año […]


La tabla periódica en los vidrios de colores El color del cristal puede deberse a iones de elementos de transición, a la formación de partículas coloidales (vidrios llamativos) y a la adición de partículas coloreadas.