¿Por qué quita las arrugas el ‘botox’?
Salud

El botox es la toxina producida por la bacteria Clostridium botulinum.

Es el veneno natural más potente que se conoce y químicamente es un prótido que interfiere en la transmisión de las señales del sistema nervioso. En pequeñísimas dosis puede matar, pero se usan bajo control médico para anular la propagación de señales en nervios que estimulan músculos faciales cuya actuación puede hacer que aparezcan arrugas en la piel.

La configuración química de este veneno es parecida a la de otras biotoxinas, como la muscarina del hongo Amanita muscaria, también otro prótido que suplanta a los neurotransmisores, pero que no puede transmitir los impulsos nerviosos. Sobre esta base química se han desarrollado insecticidas que impiden la transmisión de los impulsos nerviosos. En Tecnología de Alimentos se le tiene tanto respeto al Clostridium botulinum que es una referencia a la hora de aplicar los tratamientos de conservación y el pH del alimento, comparado con el pH 4,6, límite para su desarrollo, determina la manera de actuar.