La destilación

alambiqueEste técnica descubierta por los alquimistas consiste en separar, mediante la evaporación por calentamiento y posterior condensación, los distintos componentes de una mezcla, aprovechando sus diferentes puntos de ebullición.

Su utilización permitió producir perfumes, medicinas y el alcohol procedente de frutas fermentadas.

Los orígenes de la alquimia se sitúan en el año 300 a. C., heredera de conocimientos egipcios y babilónicos, que después fueron recogidos por griegos y romanos, y más tarde ampliados por el Imperio islámico, aunque presentes también en China. El filósofo árabe Avicena (980-1037 d. C.) describió detalladamente el proceso de la destilación y el uso del alambique como instrumento para llevarla a cabo.

Muchos atribuyen el descubrimiento para la ciencia, en el año 800, al alquimista Jabir Al-Hayyan, más conocido en el mundo occidental como Geber. Al sabio árabe de origen persa Al-Razi se le considera por su parte el inventor del alambique y fue el primero en destilar petróleo, en el siglo IX. El propio alcohol es una palabra que viene del árabe “alghool”, que significaba fantasma o espíritu maligno. De ahí la denominación de bebidas espirituosas a aquellas que contienen alcohol.