El nitrógeno por Daniel Rutherford

Elemento químico de número atómico 7 y símbolo N. Es un gas muy abundante en la corteza terrestre, que constituye las cuatro quintas partes del aire atmosférico en su forma molecular N2, y está presente en todos los seres vivos.

Inerte, incoloro, inodoro e insípido, se licua a muy baja temperatura. Se usa como refrigerante, en la fabricación de amoniaco, ácido nítrico y sus derivados, explosivos y fertilizantes.

Se obtiene de la atmósfera (su fuente inagotable) por licuación y destilación fraccionada. También puede obtenerse por descomposición de amoniaco (1000 ºC) en presencia de níquel en polvo.

Antes de 1700 se pensaba que el aire era una sustancia pura. Pero en 1754, el escocés Joseph Black descubrió que, entre otros, contenía dióxido de carbono. Más tarde, en 1772, su discípulo Daniel Rutherford descubrió el nitrógeno, que fue reconocido como gas elemental en 1776 por Lavoisier.

Uno de los principales motores del desarrollo de la Química en el siglo XVIII fue el interés por el aire en particular y por los gases en general. Surge así lo que se denomina Química Neumática que permitió desvelar el misterio de la composición del aire, así como el descubrimiento de sustancias gaseosas sumamente importantes.