La primera batería química

bateriaEl físico italiano Alessandro Volta halló que dos metales (separados por soluciones capaces de conducir una carga eléctrica) podían disponerse de modo que una nueva carga se crease tan pronto como la vieja se alejase a lo largo de un alambre conductor.

Descubrió así, en el año 1800, la primera batería capaz de producir una corriente eléctrica regular y continua en el tiempo, conocida como pila voltaica. La corriente eléctrica se mantenía gracias a la reacción química que implicaba a los dos metales y a la solución intermedia. Se trataba de una serie de pares de discos apilados de igual tamaño de cobre y de cinc, separados unos de otros por una capa de tela o cartón impregnado en agua o salmuera (este era el electrolito). Conectando con un alambre los discos situados en los extremos logró que fluyera un flujo eléctrico. El trabajo de Volta fue la primera indicación clara de que las reacciones químicas tenían algo que ver con la electricidad, una sugerencia que no fue totalmente desarrollada hasta el siglo siguiente. El invento constituía una novedad absoluta y gozó de un éxito inmediato, pues supuso el inicio de la era eléctrica actual.