El oxígeno

El oxígeno es un elemento químico de número atómico 8 y símbolo O, cuya forma molecular más frecuente es O2, que es un gas a temperatura ambiente. Este elemento representa de manera aproximada el 20,9% del volumen de la composición de la atmósfera terrestre.

Se le considera uno de los elementos más importantes de la química orgánica y participa de forma muy importante en el ciclo energético de los seres vivos. Dado que constituye la mayor parte de la masa del agua, es también el componente mayoritario de la masa de los seres vivos. Todas las moléculas importantes que forman parte de los seres vivos, como las proteínas, los carbohidratos y los lípidos, contienen oxígeno, así como los principales compuestos inorgánicos que forman los caparazones, dientes y huesos animales. El oxígeno elemental se produce por cianobacterias, algas y plantas, y todas las formas complejas de vida lo usan para su respiración celular.

Fue el francés Lavoisier quien acuñó el nombre de oxígeno y escribió el primer trabajo sobre este gas en 1777. Pero su descubrimiento inicial se atribuye a dos científicos distintos: el farmacéutico y químico sueco de origen alemán, Carl Wilhelm Scheele, datándolo entre 1772 y 1773, y al químico inglés Joseph Priestley, quien lo descubrió de manera independiente en 1772.