Modelo atómico de Bohr

El modelo atómico de Böhr o de Böhr-Rutherford es un modelo clásico del átomo, basado en la concepción del modelo de átomo de Rutherford (1911).


Lleva el nombre del físico danés Niels Böhr, quien elaboró en 1913 el primer modelo atómico en el que se introduce una cuantización a partir de ciertos postulados, para explicar cómo los electrones pueden tener órbitas estables alrededor del núcleo y por qué los átomos presentaban espectros de emisión característicos (dos problemas que eran ignorados en el modelo previo de Rutherford). Böhr se basó en el átomo de hidrógeno para realizar el modelo que lleva su nombre. Con este modelo quería conseguir explicar la estabilidad de la materia y los espectros de emisión y absorción discretos que se observan en los gases. Describió el átomo de hidrógeno con un protón en el núcleo, y girando a su alrededor un electrón.

El modelo atómico de Böhr partía conceptualmente del modelo atómico de Rutherford y de las incipientes ideas sobre cuantización que habían surgido unos años antes con las investigaciones de Max Planck y Albert Einstein. Debido a su simplicidad el modelo de Böhr es todavía utilizado frecuentemente como una simplificación de la estructura de la materia.