La plastilina

plasticine La plastilina es una material plástico de variados colores, compuesto de sales de calcio, vaselina y otros compuestos alifáticos, principalmente ácido esteárico. Se trata de un plástico termoestable que reúne diversas características especiales como la flexibilidad y la baja resistencia a las temperaturas.

En 1880, Franz Kolb, dueño de una farmacia en Munich, Alemania, desarrolló este material para facilitar el trabajo a sus amigos escultores. Éstos se quejaban de que la arcilla que usaban para modelar sus esculturas se secaba enseguida. Kolb dio a conocer este invento en 1889 en Faber-Castell.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los alemanes trataron, fallidamente, de utilizarla como alternativa al caucho. Su uso más común es como juego para niños aunque también se emplea para la construcción de maquetas, la animación audiovisual y como material para realizar obras de arte. Además, se ha comprobado su efectividad antiestrés para niños hiperactivos o para el desarrollo de la motricidad fina. Actualmente, además, se ha desarrollado una nueva modalidad de plastilina orgánica realizada a base de residuos de trigo.