¿Todos los polímeros son plásticos?
Materiales

No todos, pues dependiendo de su elasticidad se clasifican en elastómeros, plásticos y fibras.

En general los polímeros lineales son termoplásticos y no se descomponen al calentar, por lo que se pueden moldear. De este tipo son el polietileno (PE), polipropileno (PP), poliestireno (PS), policarbonato (PC), politereftalato de etileno (PET), metacrilato de polimetilo… El cloruro de polivinilo (PVC) puede hacerse más o menos plástico por adición de una sustancia plastificante y podemos encontrarlo desde en películas hasta en tuberías.

Por otra parte, los polímeros ramificados, como las espumas de poliuretano o las resinas epoxi, se descomponen al calentar. Dependiendo de su composición se pueden obtener polímeros con una gran diversidad de propiedades, de manera que en nuestro día a día los tenemos presentes en lámparas y enchufes, gafas y lentes, juguetes, ropa, pinturas, envases y envolventes, bolígrafos y ordenadores, muebles, automóviles, utensilios de cocina, accesorios de baño… A veces van solos y, otras, forman parte de materiales compuestos, como en los envases de leche.