¿Cómo funciona el airbag de un coche?
Cotidiana

El airbag es un dispositivo que permite detener un objeto en movimiento produciendo una fuerza que actúa en dirección contraria al mismo.

Consta de una bolsa (bag, en inglés) inflable y plegada que se coloca en el volante, en el salpicadero de los coches o en otros lugares donde sea preciso para amortiguar el golpe. Contiene una sustancia sólida, la azida de sodio (NaN3). Cuando se produce un impacto a más de 15 km/h un sensor detecta el movimiento brusco, se produce una chispa y se inicia una reacción química en la que se libera nitrógeno (N2) en gran cantidad, que infla el airbag en unas centésimas de segundo. Instantes después de que se infle se produce, a través de unos orificios que existen en la bolsa, el desinflado, permitiendo así que el ocupante pueda moverse. Como en la reacción pueden producirse sustancias peligrosas, se agrega nitrato de potasio (KNO3) que produce óxido de sodio (Na2O), óxido de potasio (K2O) y otra vez nitrógeno molecular (N2) . Además, se añade dióxido de silicio (SiO2) con lo que se forma un silicato doble de potasio y sodio (K2Na2 SiO4), que es inerte.