¿Cómo se nombran los óxidos?
Clickmica   

Los óxidos son combinaciones binarias del oxígeno (O) con otro elemento. Si el oxígeno se combina con un no metal a veces se denominan óxidos ácidos (sus disoluciones acuosas son ácidas) y si lo hace con un metal serían óxidos básicos (sus disoluciones acuosas son básicas). Según las recomendaciones de la IUPAC (2005), para formular y nombrar los compuestos binarios hay que tener en cuenta el orden de electronegatividad establecido. Por ello, cuando el oxígeno forma óxidos con metales y no metales su símbolo se escribe a la derecha del otro elemento en la fórmula, pero cuando se combina con un halógeno (considerado por la IUPAC más electronegativo a efectos de formulación y de nomenclatura), se forma el correspondiente halógenuro de oxígeno y el símbolo O va a la izquierda.

La nomenclatura más simple (estequiométrica) se basa en la composición y en ella se indican las proporciones de los elementos integrantes. El oxígeno interviene en su estado de oxidación 2- (O2-), excepto en los ‘peróxidos’, en los que actúa con estado de oxidación 1- (O22-). La proporción de los elementos o constituyentes puede indicarse de varias formas:

–      Utilizando prefijos. Se nombran con la palabra óxido acompañada de prefijos multiplicadores (mono-, di-, tri-, tetra-, penta-, hexa-, etc.). que indica el número de átomos de oxígeno en la fórmula, seguida de la preposición ‘de’ y el nombre del otro elemento, también acompañado de su correspondiente prefijo numérico. Los prefijos se omiten en los casos en que los elementos de la fórmula tienen un único número de oxidación y el prefijo mono se suele omitir excepto en compuestos en los que haya que hacer hincapié en alguna de las formas relacionadas. Ejemplos: SO2, dióxido de azufre; SO3, trióxido de azufre; Ag2O, monóxido de diplata u óxido de plata; FeO, monóxido de hierro; Fe2O3, trióxido de dihierro…

–      Utilizando números de oxidación. Se nombran con la palabra óxido, seguida del nombre del otro elemento, y a continuación, el número de oxidación con número romano entre paréntesis. En caso de que tenga un único número de oxidación, se debe omitir. Ejemplos: SO2, óxido de azufre (IV); SO3, óxido de azufre (VI); Ag2O, óxido de plata; FeO, óxido de hierro (II); Fe2O3, óxido de hierro (III)…

(Aportado por Manuel Mayén y Fernando Nogales)

Preguntas relacionadas: (10) ¿Qué es una fórmula química?

Enviada por Lia.