¿Se puede quitar la dureza del agua?
Cotidiana

La dureza temporal se elimina calentando, pero se forman costras calcáreas perjudiciales.

Se pueden evitar estas deposiciones añadiendo compuestos químicos que ‘secuestren’ al calcio y al magnesio (que formen combinaciones estables solubles con ellos), como el hexametafosfato de sodio.

También existen dispositivos magnéticos para uso industrial que aunque no impiden la aparición de los sólidos al calentar influyen en su forma cristalina, de modo que el precipitado no llega a compactarse y puede separarse del agua. Para reducir la dureza se suelen usar resinas de intercambio iónico, que retienen los metales alcalinotérreos a cambio de ceder otros cationes como el H+ o el Na+. Se empaquetan en columnas y pueden regenerarse tras su uso. A escala industrial a veces van precedidas por un tratamiento con membranas semipermeables.