¿Qué contiene un pintalabios?
Cotidiana

Además del pigmento, lleva dióxido de titanio (que aporta el poder cubriente), aceites y ceras (que dan consistencia a la barra) y algún agente emoliente (para proteger los labios).

En menor medida pueden contener aromas, vitaminas, protectores solares, etc.

El brillo lo aporta el aceite, pero se puede obtener un aspecto menos graso y muy reflectante adicionando pequeñas partículas (microesferas) de polimetilmetacrilato. También proporciona un aspecto perlado y brillante el nitruro de boro (BN). Los aceites de silicona permiten fijar el color y lograr pintalabios con efectos de larga duración. El mundo vegetal proporciona un gran número de posibles pigmentos y la industria química hace posible que la gama se amplíe, se abarate y se haga más resistente o permanente (uno de los rojos más empleados es la eosina, un derivado bromado de la fluoresceína). Para fabricar la barra los ingredientes se mezclan, se calientan hasta que funden completamente y luego la mezcla se vierte en moldes de metal. Al enfriarse solidifica y puede desmoldarse.