¿Qué llevan las sartenes para que no se pegue la comida?
Cotidiana

Su nombre es politetrafluoretileno (PTFE) y comenzó a ser comercializado por la empresa DuPont con el nombre Teflon® a mediados del siglo XX.

Fue descubierto accidentalmente a principios de 1938 por el equipo formado por Benning, Plunkett y Rebok cuando intentaban obtener un nuevo Freon® (fluido utilizado en los circuitos de refrigeración, en los frigoríficos y en aerosoles) a base de tetrafluoretileno (TFE). Observaron que al día siguiente de envasarlo, el recipiente no tenía presión en su interior, pero tampoco había variado su peso. Cuando cortaron el cilindro hallaron un sólido blanco y, cuando intentaron limpiarlo, vieron que no se disolvía en ninguno de los disolventes habituales. Deduciendo que se había producido una polimerización espontánea, lo sometieron a ensayos que pusieron de manifiesto sus propiedades desusadas. Por su resistencia química y térmica, así como por su bajo coeficiente de rozamiento tiene numerosas aplicaciones: cojinetes, válvulas, material de laboratorio…